Programa anual de
Talleres de encuadernación artesanal 2021

El Evangelio de San Cutberto

[vc_row][vc_column][vc_row_inner][vc_column_inner width=”2/3″][vc_column_text]

 

El Evangelio de San Cutberto, también conocido como el Evangelio Stonyhurst o el Evangelio de San Juan de San Cutberto, es un pequeño evangelario, escrito en latín, está finamente encuadernado con cuero y es la mas antigua encuadernación occidental que se conozca, sus 94 folios de pergamino y su encuadernación están en perfecto estado para un libro de su edad. Con un tamaño de página de solo 138 x 92 mm el Evangelio de San Cutberto es uno de los manuscritos anglosajones mas pequeños. El texto esencialmente sin decorar es el Evangelio de San Juan en latin, caligrafiado con una letra que es recordada como modelo de simplicidad y elegancia.

El libro toma su nombre de San Cutberto de Lindisfarne, al noreste de Inglaterra, en cuya tumba fue colocado, probablemente un par de años después de su muerte en el 687. Aunque durante mucho tiempo fue considerado como una copia personal del santo, a la que hay referencias anteriores, y por lo tanto una reliquia de santo, ahora se piensa que el libro data de poco despues de la muerte de San Cutberto. Probablemente fue un regalo de la abadía de Monkwearmouth–Jarrow, donde fue escrito, destinado a ser colocado en su ataúd en las siguientes decada posteriores a su colocación detrás del altar de Lindisfarne en el 698. Probablemente permaneció en el ataúd durante sus largos viajes. después de 875, forzado por invasiones vikingas terminando en la catedral de Durham. El libro se encontró dentro del ataúd y se retiro en 1104 cuando el entierro se trasladó nuevamente dentro de la catedral. Se mantuvo allí con otras reliquias y los visitantes importantes pudieron usar el libro en una bolsa de cuero alrededor de sus cuellos. Se piensa que después de la disolución de los monasterios en Inglaterra por Enrique VIII entre 1536 y 1541, el libro pasó a los coleccionistas y fue eventualmente dado al Colegio Stonyhurst, la escuela jesuita en Lancashire.

A partir de 1979 fue prestado a largo plazo por la provincia británica de la orden jesuita a la Biblioteca Británica, catalogado como Loan 74. En julio 14 de 2011 la Biblioteca Británica lanzó una campaña de recaudación de fondos para comprar el libro por nueve millones de libras y el 17 de abril de 2012 anunció que la compra se había completado y que el libro ahora era el British Library Additional MS 89000.

La biblioteca planea mostrar el evangelio por igual cantidad de tiempo en Londres y Durham. Describe el manuscrito como “El Libro europeo intacto mas antiguo y uno de los libros mas significativos del mundo” El Evangelio de Cutberto regrseó a Durham para participar en exposiciones en 2013 y 2014. En 2017 fue puesto fuera de exhibición, pero estará en la exhibición anglosajona de la Biblioteca Británica en otoño de 2018. Se publicó un nuevo libro sobre el evangelio en 2015, incorporando los resultados de la investigación desde la compra: entre otras cosas, eso cambió la fecha probable de finales del siglo VII hasta principios del siglo VIII, tal vez hasta el 730.

Descripción

El Evangelio de San Cutberto es un libro de bolsillo, de 138 por 92 milimetros (5.4 × 3.6 pulg.) del Evangelio de San Juan escrito con una caligrafía uncial en 94 folios de vitela. Está encuadernado con tapas de madera, cubiertas de cuero rojo en relieve.

Contexto

El Evangelio de San Cutberto es significativo de forma intrínseca por ser el primer libro europeo sobreviviente completo con su encuadernación original y por asociación con el santo anglosajón del siglo VII Cutberto de Lindisfarme. Una miniatura en el Codex Amiatinus, del profeta Ezra escribiendo en su biblioteca muestra varios libros igualmente enlazados en rojo decorados con diseños geométricos. Esta miniatura fue probablemente basada sobre un original en el Codex Grandior, una Biblia italiana perdida importada en Jarrow, que mostraba a Casiodoro y los nueve volúmenes que escribió con los comentarios de la Biblia. Ya sea que las encuadernaciones representadas, probablemente hechas en cuero, incluyeran elementos en relieve, lo que no es posible determinar, sin embargo los libros se guardan individualmente en un armario, lo que reduciría el desgaste de los relieves.

 

Las encuadernaciones de aparato medievales con una estructura en metal precioso y que a menudo contienen gemas, paneles de marfil tallados o relieves metálicos, son quizás mas conocidos hoy en día que las encuadernaciones de cuero, pero fueron libros usados en servicios religiosos o como “libros-icono” en lugar de su uso en bibliotecas. De las encuadernaciones de aparato de este período, solo la tapa inferior de los Evangelios Lindau (750–800, Morgan Library) ahora sobrevive completa, aunque hay varias referencias a ellos, la más famosa es la del Libro de Kells que estuvo perdido durante el año de 1007. Varios fragmentos de metal de lo que probablemente fueron monturas de libros que han sobrevivido, generalmente adaptados como joyas por los vikingos. En el contexto del culto de Cutberto, los evangelios de Lindisfarme, profusamente iluminados, se hicieron en esta población, probablemente poco después del Evangelio de San Cutberto, con cubiertas que incluían piezas de metal, que ahora están perdidas. Dicho de un modo simple, las encuadernaciones antiguas en cuero son casi tan raras como las encuadernaciones de aparato ya que las encuadenaciones en las bibliotecas se desgastaban usualmente y necesitaban ser renovadas y los antiguos coleccionistas no consideran que las encuadernaciones antiguas valieran la pena.

Texto

El texto es una copia muy buena y cuidadosa del Evanglio de Juan de lo que se ha llamado la familia de textos “Italo-Northumbria”, otros ejemplos bien conocidos de los cuales son varios manuscritos de Wearmouth-Jarrow, incluido el Codex Amiatinus y en la Biblioteca Británica los Evangelios de Lindisfarne y el Libro del Evangelio MS Royal 1.B. VII. Se presume que esta familia deriva de un hipotético “Evangelio Napolitano” traído a Inglaterra por Adrián de Canterbury, un compañero de Teodoro de Tarso que Bede dice que fue abad de Nisida, un monasterio igualmente hipotético cerca de Nápoles. En las rúbricas de los Evangelios de Lindisfarne hay varios tópicos que son “especificamente napolitanos”, incluidos festivales que se celebraron solo en Nápoles, como La Natividad de San Januarius y la Dedicación de la Basílica de Esteban. El manuscrito napolitano fue probablemente en Wearmouth-Jarrow.

Aparte de las iniciales ampliadas y a veces ligeramente elaboradas, que abren las secciones Amonnian (el equivalente contemporáneo de la división moderna en versos), y otras en rojo al comienzo de los capítulos, el texto no tiene iluminación ni decoración pero Sir David Wilson, historiador del arte anglosajón y director del Museo Británico, lo usó como su ejemplo al escribir “algunos manuscritos están tan bellamente escritos que la iluminación parece solo estropearlos”. Julian Brown escribió que “la uncial capitular del Evangelio de Stonyhurst debe su belleza al diseño simple y la ejecución perfecta. Los elementos decorativos de la escritura nunca interfieren con la estructura básica de las formas de las letras; surgen naturalmente del ángulo inclinado en el que la pluma sostuvo”.

Las páginas con el texto han sido marcadas con un lápiz ciego o una herramienta similar, dejando solo una impresión en la vitela. Se puede demostrar que esto se hizo para cada sección con dos conjuntos de líneas, marcadas en las páginas, requierendo una impresión muy firme para llevar las marcas a las hojas que se encuentran detrás. Las líneas impresas marcan los bordes verticales del área de texto y hay un par de líneas externas. Cada línea de texto se marca, solo hasta las líneas verticales internas, y hay marcas de punzón donde las líneas horizontales coinciden con las verticales. El libro comienza con 19 líneas en una página, pero en el folio 42 cambia a 20 líneas por página, lo que requiere el cambio de marginado de las páginas. Evidentemente, este cambio fue una desviación del plan original, y puede haber sido causado por una escasez de vitela, ya que se usaron dos tipos diferentes, aunque el cambio no coincide exactamente con el cambio en el número de líneas.

Cuatro pasajes están marcados en el margen, que corresponden a los que se usan como lecturas en Misas para los muertos en el leccionario romano de mediados del siglo VII. Esto parece haberse hecho apresuradamente, ya que la mayoría de las marcas de desplazamiento a la izquierda en las páginas opuestas del libro se cerraron antes de que la tinta estuviera seca. Esto parece indicar que el libro se usó al menos una vez como el libro del evangelio para una Misa para los Muertos, tal vez con motivo de la elevación de Cutberto en 698. En el ejemplo ilustrado a la izquierda, el comienzo de la lectura en la línea 10 está marcado con una cruz, y “de mortuorum” (“para los muertos”) escrito al lado. La lectura termina en la página siguiente, que también está marcada.

Encuadernación

La encuadernación original en cuero de cabra color rojo es la encuadernación occidental más antigua y mas intacta que sobrevive, asi mismo es el unico ejemplo sobreviviente de un libro insular en cuero decorado. La decoración de la portada incluye color y el motivo principal esta en relieve, que es único entre las pocas encuadernaciones de la Edad Media que sobrevivieron. Los paneles de decoración geométrica con dos hilos entrelazados se relacionan estrechamente con los manuscritos iluminados insulares, y se pueden comparar con ilustraciones de alfombra hechas en otros manuscritos. Los elementos del diseño también se relacionan con el trabajo en metal anglosajón en el caso del origen general del entrelazado en los manuscritos, y los diseños coptos y otros del Mediterráneo oriental.

La decoración de las cubiertas incluye tres líneas de relleno de pigmentos grabadas con un instrumento de punta afilada, que ahora aparecen como dos tonos de amarillo, uno brillante y otro pálido, y un color oscuro que ahora aparece como azul-gris, pero se registró como azul en las primeras descripciones. La cubierta frontal incluye los tres colores, pero el amarillo pálido no se usa en la cubierta posterior. Los pigmentos se analizaron por primera vez, como uno de los beneficios de la compra del manuscrito por parte de la British Library, y se identificaron mediante espectroscopia Raman como orpiment (amarillo) e indigo (gris-azul). El equilibrio de los diseños en ambas cubiertas ahora se ve afectado por lo que parece ser el mayor desvanecimiento del pigmento azul grisáceo oscuro. El encuadernador Roger Powell especuló que el “amarillo limón pálido… pudo haber sido verde”, dando un esquema de color original de azul, verde y amarillo sobre fondo rojo, [22] aunque las pruebas recientes sugieren que este no fue el caso.

Dada la falta de objetos supervivientes, no podemos saber cuán comunes fueron las técnicas empleadas, pero la calidad de la ejecución sugiere que el encuadernador estaba experimentado en ellos. Al mismo tiempo, un análisis realizado por Robert Stevick sugiere que los diseños para ambas cubiertas pretendían seguir un sofisticado esquema geométrico de las construcciones de compás y regla usando las “dos verdaderas medidas de la geometría”, la relación entre la constante de Pitágoras y la sección áurea. Sin embargo, los resbalones en el complicado proceso de producción, algunos detallados a continuación, significan que las cubiertas terminadas no exhiben las proporciones deseadas, y ambas son ligeramente erróneas en algunos aspectos.

Aunque parece claro por el estilo de la escritura que el texto se escribió en Monkwearmouth-Jarrow, es posible que luego se agregara la encuadernación en Lindisfarne; la forma de las plantas enrolladas puede compararse con los del altar portátil que también se encuentra en el ataúd de Cuthbert, que se presume que se hizo allí, aunque también con otras obras del período, como el eje de una cruz anglosajona de Penrith y El Salterio Vespasiano. Los pequeños agujeros en cada uno de los pliegues de cada cuadernillo parecen representar una “costura temporal” de las páginas, una explicación de que se trasladaron unidas las páginas antes de su encuadernación final.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]